Vuela niño en la doble
luna del pecho.
Él, triste de cebolla.
Tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa
ni lo que ocurre.

Miguel Hernández

 

 


 

 

Decenas de hornacinas se reparten por numerosos rincones de la ciudad decorando las fachadas de diferentes edificios del municipio. A veces son imperceptibles, dado que están escondidas en rincones donde no suelen pasear transeúntes, sin embargo en su día se colocaron con el objetivo de proteger este municipio y a sus gentes.

Las hornacinas que acogen las representaciones de santos y vírgenes se reparten a lo largo y ancho de esta ciudad y, aunque algunas están deterioradas y otras se han perdido con el paso de los años, algunas se mantienen en pie por el fervor religioso de muchos de los vecinos de la localidad.

 

 


 

 

Nuestra Señora de la Soledad - Calle Mayor (Catedral)

 

 

Una de las más conocidas, puesto que está a la vista de todo el que pasea por la calle Mayor,
es Nuestra Señora de la Soledad, ubicada en la puerta oriental de la Catedral.

 

 

 

 

 

 


 

 

Nuestra Señora de la Salud - Calle Pintor Agrasot

 

 

En la calle Pintor Agrasot, comúnmente conocida como La Corredera.

Esta capilla fue construida, según cuenta Gisbert, en 1449 con la imagen de Nuestra Señora de la 'Asumpción' y San Ambrosio por Pedro Brizuela y Campomanes. A su muerte, Pedro Maltansa donó la ermita a los vecinos de la calle, con escritura del 23 de agosto de 1487.

El nombre de Nuestra Señora de la Salud lo adquirió en 1510 por la peste sufrida en la ciudad. La ermita permaneció en pie hasta 1591, cuando se derrumbó provocando la muerte del sacristán y su mujer y dejando ver la acequia sobre la que había sido construida. De nuevo fue levantada en 1608, ya que los vecinos no habían podido costear antes su rehabilitación, y reedificada en 1759, cuando Francisco Salvador pintó la fachada.

 

 

 

 


 

 

Virgen del Remedio - Calle San Juan

 

 

En la Calle San Juan (antigua calle Antonio Piniés), se encuentra la Virgen del Remedio.

La primera hornacina con esta imagen, según narra el historiador, fue edificada en 1699 y renovada en 1765. Sin embargo, la imagen actual es del escultor José Sánchez Lozano, y la capilla fue construida en las últimas décadas del siglo pasado, ya que la anterior reposaba sobre un arco que había en el inicio de la vía.

 

 

 

 


 

 

Virgen de Monserrate - Calle San Juan

 

 

En la calle San Juan (antigua calle Antonio Piniés), además de la Virgen del Remedio hay otra hornacina
con la Virgen de Monserrate.

 

 

 

 

 

 


 

 

El Rodeo

 

 

Otra de las vírgenes es la del Rodeo, ubicada en uno de los laterales de la iglesia de San Agustín,
en la calle del Rodeo.

 

 

 

 

 

 


 

 

San Pascual

 

 

También son muchos los santos que ocupaban y ocupan un espacio en estas capillas, tal es el caso del céntrico San Pascual, situado en la calle que le dá nombre.

En 1693 José Palote de Ximenes puso un lienzo con este santo en su casa porque era tradición que San Pascual parase en esta vivienda cuando pasaba por Orihuela pidiendo limosna.

 

 

 

 


 

 

Santa Cecilia

 

 

A la patrona de la música, la Unión Lírica Orcelitana suele visitarla en días cercanos a su festividad, que se celebra en el 22 de noviembre, y le hace una ofrenda musical junto a los vecinos de la calle Santa Cecilia que suelen adornar con flores sus balcones.

 

 

 

 


 

 

Virgen de Monserrate - Calle La Mancebería

 

 

La imagen de la patrona de todos los oriolanos, la Virgen de Monserrate, también se encuentra en estas hornacinas. Una de éstas está en la calle de La Mancebería la cual, según el historiador, data de 1749. Fueron los propios vecinos los que costearon la imagen de la patrona y celebran hasta la actualidad la festividad de la Virgen de Monserrate con una pequeña celebración en el barrio.

Los vecinos de la calle La Mancebería (antigua Luis Rojas), también veneran como patrona y protectora a la Virgen de Monserrate quien preside la calle desde una hornacina. Los primeros días de septiembre, en paralelo a la novena oficial que dedican: la Ciudad, Cabildo Catedral y Archicofradía de la Patrona de Orihuela, un numeroso grupo de mujeres y hombres, vecinos del barrio, se reúnen en la puerta de la casa de Nemesia Ros y Jeromo Colomina. En el interior de la entrada de la casa de este matrimonio se instala un altar con la imagen monserratina, que es bajada desde la alta hornacina para recibir el culto de los devotos. Las plantas que Nemesia y su marido tienen en su casa, junto a algún ramo y centro floral llevados a los pies de la Virgen, forman una capilla "temporal e improvisada" para tener a la vecina más popular, querida y visitada de toda la barriada.

Las calles que componen esta zona de Orihuela que desarrollan esta fiesta son: La Mancebería (antigua Luis Rojas), Sol, Libro, Ocarasa, Comandante Manuel Gimeno y San Cristóbal. Los actos principales se realizan en la Mancebería pero la procesión con la imagen de la Virgen se efectúa por todas y cada una de ellas.

Alberto Zambrana y varias vecinas de la calle son vestidor y camareras, respectivamente. Ellos se encargan de arreglar a la venerada imagen con diferentes trajes para las distintas ocasiones. Durante la novena lleva un traje, otro para la procesión y otro para la estancia en la hornacina de la calle, donde hay que llevar más cuidado con los ornamentos que se colocan a la imagen debido a los efectos negativos del sol sobre los enseres.

La curiosidad de la capilla urbana que alberga a la Virgen de Monserrate de la Mancebería es que se encuentra ubicada entre la fachada de dos casas tradicionales de la calle. Su acceso es por los respectivos balcones exteriores de ambas viviendas.

 

 

 

 


 

 

Virgen de Monserrate - Calle Arriba

 

 

Una de las vías más tradicionales del municipio también está protegida desde lo alto por la patrona. El arco que da paso a la calle de Arriba contiene en su interior a la Virgen de Monserrate desde 1771, cuando unos muleros pagaron la imagen para poderle darle culto. Sin embargo, Gisbert señala que el arco y la capilla datan de 1698, porque fueron construidos para dar culto a la Santa Cruz que actualmente también ocupa esta hornacina pero en uno de sus lados, el que da a la calle de la Cruz. Asimismo retoma los apuntes del también historiador José Montesinos y dice que la primera cruz que se ubicó en la calle de Arriba fue en 1411 a solicitud de San Vicente Ferrer, aunque la capilla sea posterior.

Interesante ermita, obra de mampostería revocada en almagra. Sobre un arco de acceso transversal, desde la calle Miguel Hernández y longitudinal, desde la Calle de la Cruz, se sitúa la ermita propiamente dicha.

Se trata de una edificación del siglo XVI a modo de puerta o postigo que conserva la ermita en el interior del edificio, en su primera y única planta. La imagen que preside es una copia de la patrona de Orihuela del siglo XVIII.

Fachada principal simétrica con tres arcos en planta baja y tres balcones en la planta alta, está rematada por una cruz central y dos pequeñas espadañas laterales, bajo la cornisa decoración de arcos de tipo lombardo.

El edificio está declarado Bien de relevancia Local.

 

   

 

 

 

 


 

 

Calle Colegio (Adolfo Clavarana)

 

 

Puede ser que existan más de estas hornacinas en la ciudad, de hecho así ocurre, pero, en muchos casos no contienen imágenes de santos porque se han deteriorado con el tiempo. Tal es el caso de la calle del Colegio (Adolfo Clavarana)s.

 

 

 

 


 

 

Calle San Antonio

 

 

En la calle San Antonio, cerca de la Plaza Comedias hay también una hornacina que tampoco contiene ninguna imagen de santo.

 

 

 

 

 

 


 

 

Calle Calderón de la Barca

 

 

En el tránsito de Calderón de la Barca.

 

 

 

 

 

 


 

 

Calle San José Obrero

 

 

Hornacina con San José Obrero ubicada en la calle del mismo nombre.

 

 

 

 

 

 


 

 

San Pedro

 

 

Se encuentra situado encima de un arco en el camino con el nombre del santo anexo al Centro de Salud Álvarez de la Riva y fue restaurado por una monja dominica de la Trinidad hace unos meses.

 

 

 

 

 

 


 

 

PANELES CERÁMICOS:

 
   
Hermandad de la Buena Muerte
Hermandad de la Buena Muerte
Plaza Caturla - Virgen de Monserrate
Casa de la Caridad (antigua Casa Carrió)
Colegio Diocesano Oratorio Festivo
Convento Santa Ana
Claustro del Hospital. Biblioteca Pública "Maria Moliner"
Casino Orcelitano
Sede de la Centuria Romana

 

 


 

 

 

 

 

   _____________________

url:  www.enorihuela.com