¡Ay, pueblo de Orihuela! ¡Cómo ignoras
la horrible trama que las furias moras
han concebido para disolverte!...

Miguel Hernández

 

 


 

 

Hermenegilda-Eugenia (La Armengola), mujer de Pedro Armengol, nodriza de Abdella Zelino, uno de los hijos del Alcaide moro del castillo (por nombre Aben-Mohor), oye que se prepara la masacre de los cristianos del Arrabal Roig ("Rabaloche"); solicita autorización para subir a la fortaleza a sus dos hijas y salvarlas del cruento atentado. Se trata de un ardid para poder vestir a dos hombres con ropas de mujeres de modo que, sin suscitar sospechas, van pasando a cuchillo a los centinelas; expeditos los puestos de guardia, matan al propio Alcaide moro y a su familia. Durante su ascenso al interior del castillo, en el firmamento han surgido dos luceros: uno se posa sobre el Arrabal Roig y otro, sobre el castillo; son las santas Justa y Rufina, alfareras y mártires sevillanas, que colaboran en la liberación confundiendo a los sin fe.

Según Josef Montesinos, en su fabulado Compendio histórico oriolano, 1791-1816 (tomo 2º, cap.30), fueron tres esforzados jóvenes los valerosos soldados disfrazados de mujeres: Garula, Mabinio y Eulogiano, quienes tomaron el castillo; a ellos siguieron, y guardaron la puerta de la traición y otros accesos, Fernando de Marfa, Adalid Oblouqui, Eñeco Darum, Juan Jovi, Emperidion Montesaumo, Libañes Oriol y Gil Labert.

Esas dos "luces de gesta" se colocan hoy (dos ollas hirvientes) en la parte más alta del castillo, durante los festejos conmemorativos, la víspera del 17 de julio por la noche. Esta traición no llegó a olvidarse durante la II República (1931-1936), aunque se paganizó su sentido: en lugar de las dos luces de las santas, se situaron tres, que pretendían simbolizar a la Armengola y a sus dos hijas.

No obstante, parece inaceptable la existencia de cristianos en el denominado Arrabal Roig desde la época visigótica hasta la conquista cristiana, como mantiene la leyenda.

Desde 1991 existe el nombramiento de Armengola, en la fiesta, como figura principal y emblemática de la conmemoración épica.

El poeta oriolano Miguel Hernández homenajea a la figura legendaria de la Armengola en su poema "La Reconquista"

 

 

 

   _____________________

url:  www.enorihuela.com