¿Sabes por qué tiene siete días la semana?

La Luna gira alrededor de la Tierra y tarda veintiocho días, más o menos, y durante este tiempo se muestra de cuatro formas distintas: luna nueva, cuarto creciente, luna llena y cuarto menguante. Dividiendo 28 por 4, obtenemos 7 días, o sea, una semana.

La división de la semana en siete días proviene de los caldeos. Los hebreos añadieron a esta división un significado místico: los seis primeros días están ligados a la creación del mundo y en el séptimo al reposo.

En Roma, durante el imperio de Augusto, se adopta definitivamente la semana y se consagra cada día a una divinidad, de las cuales conservamos los nombres, Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus, Saturno, en las apelaciones actuales. El domingo es el día del Sol, consagrado a Dios en los ritos cristianos.