¿Sabes que el origen remoto del perfume se encuentra en Egipto?

Los egipcios se bañaban en aceites y alcoholes aromáticos y a la reina Cleopatra se le atribuye la confección de un tratado de cosmética.

Significativamente, la palabra perfume deriva de la palabra humo, porque sus virtudes odoríferas eran relacionadas con su empleo en forma de incienso (que exigía un quemador o incensario).