¿Sabes por qué se dice romper una lanza?

Esta expresión, que implica salir en defensa de algo o de alguien, proviene de los duelos o combates judiciales de la Edad Media en los que uno o varios caballeros (llamados paladines) combatían con sus lanzas e incluso podían romperlas para defender el honor de una persona que, por enfermedad, sexo, etc..., no podía hacerlo por sí misma.