¿Sabes de donde procede el chocolate?

Este apreciadísimo producto tiene su origen en México, donde crecían los árboles de cacao de los que se extraía la materia prima.

Los aztecas (los que vivían en esta zona antes de la llegada de los españoles) la mezclaban con fortísimas especias como la pimienta y fue tras llegar a España (1520) cuando comenzó a endulzarse con miel o azúcar, llegando a suponer un producto muy valorado en toda Europa (Luis XIV era un entusiasta consumidor). Tanto que, en tiempos de Cervantes, los frailes ofrecían un exquisito tazón humeante de la exótica bebida a sus invitados para agasajarlos. La primera tableta de chocolate nació en Suiza en 1820, aunque hubo que esperar 59 años más para catar el chocolate fundido del sueco R. Lindt.