¿Cuál es el origen del árbol de Navidad?

Una de las leyendas que se escuchan sobre su procedencia es de origen germano. Los germanos no dejaban escapar de los árboles los espíritus buenos y para ello los adornaban con bolas pintadas.

Cuenta la leyenda que cuando en el invierno germano los árboles perdían sus hojas, los alemanes los vestían para que los espíritus buenos que habitaban en ellos regresaron pronto. De esta historia surge la tradición de adornar los árboles en invierno, una forma de que no pasaran frío y les devolviera la energía positiva. Los adornos más comunes eran frutas frescas, como manzanas o piedras pintadas, incorporándose el adorno de las bolas de cristal, en el año 1750 en la ciudad de Bohemia.