PESCADOR SARGET, Augusto

 

El oriolano Augusto Pescador está considerado como una de las personalidades más influyentes en el campo de la Filosofía en Hispanoamérica, donde se afincó tras su exilio en 1939. Este "intelectual socialista", como lo definía su amigo Ramón Pérez Álvarez, fue profesor en universidades de Bolivia y Chile, así como mentor de varias generaciones de profesores o difusores del saber filosófico, tanto de origen español como hispanoamericano, teniendo además un gran número de publicaciones. "Su influencia en el campo del pensamiento en general está fuera de duda. Auténtico buscador de verdades filosóficas, su pensamiento se extiende a todos los aspectos del hombre actual, con un tratamiento que, si bien está inducido por Hartmann, se rejuvenece constantemente con la puesta al día de los problemas que en el hombre suscita el mundo de hoy", tal y como afirman los profesores Guillén y Muñoz Garrigós.

Este prestigioso filósofo era hijo del médico cartagenero Augusto Pescador Plazas, formado en Zaragoza y que en su día se trasladó a Orihuela a desempeñar su trabajo. Adquirió cierto renombre al prescribir con éxito la homeopatía como última salida en un caso desesperado.

El 19 de noviembre de 1910 nació Augusto, que llevaría los apellidos Pescador y Sarget. Este ilustre oriolano falleció en Chile a comienzos de los años noventa. Su ambiente familiar fue el de un hogar pudiente, terrateniente, distinguido y con señorío. Estudió la enseñanza media en el Colegio de Santo Domingo y después sacó el título de bachiller en Murcia. El título de abogado lo sacó en la Universidad Central de Madrid a finales de 1931.

Después se interesó por la filosofía. Según las memorias de Pescador, "el mismo día del homenaje a Miró, y antes de que se llevara a cabo el acto de la Glorieta, se inauguró, oficialmente, el Instituto de Orihuela y entre los catedráticos ya nombrados estaba el de Filosofía, don Juan Colom, quien me orientó bastante para mis lecturas. A él le debí mis primeros conocimientos sobre el pensamiento de Hartmann, lo que ocasionó que aquel año empezara a aprender alemán (...) Desde que regresé a Orihuela, mi principal preocupación fue estudiar filosofía y alemán. Como había hecho amistad con don Juan Colom, catedrático del Instituto y había otra persona interesada en Filosofía, un fraile capuchino, Buenaventura de Puzol, acordamos reunirnos una vez a la semana en el convento para conversar sobre temas filosóficos, casi desde el principio asistió Bellod y después Sijé (...) En declaraciones que hizo Martínez Arenas a Couffon, y en otros libros, se ha desvirtuado totalmente el origen de esa tertulia, que fue conversar de filosofía las tres únicas personas interesadas por sus problemas". Esta reunión se prolongó "hasta abril de 1936, pues después yo no fui más". Cuando a mediados de 1934 apareció el primer número de El Gallo Crisis, Pescador afirma que "no colaboré en la revista, pero siguió mi amistad con Ramón Sijé (Pepito Marín)".

Finalmente, Pescador acabó por doctorarse en Filosofía por la Universidad de Zaragoza. Esta formación filosófica la completó en Alemania con unos cursos especiales que siguió en Berlín, al lado de Nicolai Hartmann (1882-1950), filósofo idealista alemán que ejerció la enseñanza en Magdeburgo, Colonia, Gottingen y Berlín, en cuya universidad formó a Pescador. El alemán tuvo una influencia decisiva en el pensamiento del oriolano.

Cuenta el propio Pescador que cumplió el servicio militar en Madrid como soldado de cuota, en el regimiento de Infantería Nº 6, el Saboya, haciendo guardias en Palacio, Casa de Campo y Cárcel Modelo. Miguel Hernández, en una carta a Ramón Sijé, publicada en el libro Yo, Miguel, de Francisco Martínez Marín, al referirse a Pescador en su faceta de soldado, decía: "si vieses a César Augusto de militar, te asustabas".

El Ayuntamiento oriolano rotuló con su nombre en junio de 2012 la calle División Azul.

 

(Fuente de la información: www.2m10.com articulo de D. Antonio Peñalver)

 

 


 

 

 

 

   _____________________

url:  www.enorihuela.com