PÉREZ de la PARRA, Ginés

 

Compositor español que nació en Orihuela el año 1548.

Supuestamente formado en el colegio de infantillos de su ciudad natal, su precoz talento debió de ser extraordinario hasta el punto de que en 1562, a los catorce años de edad y tras oposición, es nombrado Maestro de la recién creada capilla musical de la Catedral de Orihuela. El 13 de febrero de 1581 consigue el magisterio de la Catedral Metropolitana de Valencia, por aquellos tiempos la más importante de la costa mediterránea peninsular, siéndole concedidas importantes prebendas.

Su falta de regularidad en el cumplimiento de sus obligaciones provocó que, en noviembre de 1595, el Cabildo declarase vacante el cargo que desempeñaba. Pérez regresa entonces definitivamente a Orihuela para ocupar una plaza de Canónigo Real en su Catedral, hecho que prueba el aprecio que en la Corte de Felipe II se le tenía.

Cinco años después, en noviembre del año 1600, fallece en su ciudad natal.

Respecto a los datos biográficos hay que hacer notar que, tanto su nombre completo como su fecha de defunción, han sido rectificados en tiempos relativamente reciente (1986) gracias a la aparición de su testamento. Hasta dicho momento nuestro autor era conocido como "Juan Ginés Pérez" siendo el año probable de su defunción 1612.

Los motivos antes mencionados han propiciado que el número de obras conservadas sea pequeño, unas cincuenta de polifonía litúrgica, que se encuentran diseminadas por distintos archivos catedralicios españoles como los de Valencia, Málaga, Cádiz, Orihuela, Segorbe o Zaragoza, así como en el Monasterio del Escorial y el Real Colegio del Corpus Christi (o del Patriarca) en Valencia. La mayor parte de estas obras son salmos y, en menor medida himnos, motetes y magnificat. También es digna de destacar la aportación musical de Ginés Pérez en el Misteri d'Elx, a través de la composición o adaptación de algunas de sus piezas.

En la antología Hispaniae Schola musica sacra, publicada por el musicólogo Felipe Pedrell, se pueden encontrar varias obras de este inspirado y delicioso polifonista, cuya figura han encomiado, aparte del citado especialista, otros de reputado prestigio como Joaquín Piedra y José Climent. También en la Antología polifónica sacra, de Samuel Rubio, se encuentra un Misere a cuatro voces.

 

 


 

 

 

 

   _____________________

url:  www.enorihuela.com